cat-985363_1920
pixabay.com

Seguro has escuchado que muchos dicen que si pasa un gato negro frente a ti es de mala suerte. Sin embargo, otros dicen lo contrario. ¿Es cierto esto? ¿es de buena o mala suerte? ¿de dónde proviene esta creencia?

Fue en Europa durante la Edad Media que se le atribuyeron características malignas a los gatos porque se asociaron a las brujas y decían que estaban en rituales de magia negra, por lo que para la iglesia católica eran considerados malignos y los quemaban junto a las brujas en las hogueras.

Dicen que es de mala suerte cuando un gato negro camina delante de una persona y se aleja, o cuando cruza de izquierda a derecha, aunque para otros es de mala suerte si se cruza de derecha a izquierda. Pero esto si el gato es totalmente negro.

Para otros el felino negro es de buena suerte o fortuna. Los egipcios consideraban a los gatos como sagrados y los veneraban. Creían que estos animalitos eran una reencarnación de los dioses; los momificaban e incluso adoraban a la diosa Bubastis que tenía forma de gato.

Cuando un gato moría los egipcios se depilaban las cejas en señal de duelo; y si alguno mataba a un gato la pena era la muerte.

Otros que penaban la muerte de los gatos eran los galos, pero sin ser condenados a muerte, pero aquel que matara a un gato tenía que dar una oveja y su cordero o trigo. Mientras, para los celtas los ojos de los felinos eran las puertas hacia el reino de las hadas.

En Europa y otros países las supersticiones sobre los gatos son variadas. Para algunos si un gato negro cruza frente a una persona de derecha a izquierda es de buena suerte, al igual si la persona va por la calle y el gato va hacia esta.

Para algunas poblaciones encontrar un gato negro el día de una boda camino a la iglesia es de buena suerte; y en otros pueblos si eso pasa atraerá malas cosas hacia el matrimonio.

También hay quienes creen que los gatos negros dan suerte en los juegos de azar si la persona toca uno antes de comenzar a jugar. Igualmente, adoptar un gato negro y tenerlo en el hogar para algunos es de buena suerte, o cruzarse un gato cara a cara.

Para los pescadores si un gato se les adelanta o les precede la pesca será buena, pero si el gato se les cruza será mala.

Si los gatos negros son de buena o mala suerte dependerá de lo que cada quien quiera creer y si piensa que las supersticiones son ciertas, aunque existe un dicho que dice: “De que vuelan, vuelan”.

Fuente: Peru, Esoterismo, Tiene cajones, Usuaris

Dejar respuesta