Pixabay.com
Pixabay.com

Los celos, en la mayoría de las relaciones están presente intermitentemente, como existen otras en las que constituyen una rutina diaria. Esta broma, a estas mujeres con sus parejas, es realmente interesante, muestra la manera en que reaccionan las mujeres ante este tipo de situaciones en donde se le imprime un beso con labial en el cuello del hombre, al momento en el que ellas se percatan se produce el reclamo de manera instantánea y, por si fuera poco, sale una mujer del probador en el cual estaba el hombre colocándose la prenda.

¿Se imaginan ese escenario? Cualquier mujer en su sano juicio se fuese molestado por tal situación, ya que a nadie le gustaría ver a su marido con una marca de pintura en el cuello, y menos sin conocer que realmente se trata de una broma. ¡Bastante pesada por cierto! Sin embargo la reacción de la mayoría fue pasiva ¡No había una celopata realmente! Porque de haber sido así el escenario fue sido muy distinto.

Lo más cumbre de la broma, es que los hombres salen de el probador, y detrás de ellos sale una mujer realmente guapa ¡Como para incrementar los celos de la víctima! Y es que la cara de los hombres es de impresión y confusión, puesto que no saben que es lo que está ocurriendo realmente ¡Pobres!

Gracias al cielo que antes de crear una mayor molestia, se le dice a las víctimas que se trata de una broma, evitando así cualquier problema marital, que sería entendible completamente. Hoy en día es bastante frecuente toparse con esta clase de bromas, así que hay que estar preparados para ello ¡Nunca se sabe cuándo se topara con estos bromistas!

Los celos, son algo frecuente en una relación, y en la mayoría las mujeres son señaladas por ser invadidas por los mismos. Por lo que estas bromas representan el mayor foco de afectación para ellas, haciéndolas sentir al momento realmente furioso ¡Y alterado! Aunque en esta broma se les ve pasivas, ¡quizás no se toparon con una celosa de verdad!

Menos mal que es solo una broma, dándole un poco de sentido de humor a estas parejas y alivio al final de la cámara escondida, porque de haber sido verdad, quizás ¡La furia y los celos fuesen hechos de las suyas! ¡Qué gran susto por el que pasaron!

Fuente del video: franko mono

Dejar respuesta