girl-593142_640
pixabay.com

¿Qué tal te llevas con el frío? ¿Es un clima que te gusta o prefieres el verano para disfrutar del sol? En las temporadas frías el cuerpo requiere alimentos calientes que nos permitan mantenernos de forma adecuada a pesar de la temperatura, sin embargo esto tiene sus perjuicios: “Diferentes estudios que manejamos indican que consumimos más calorías cuando estamos más expuestos al frío, pero nuestro gasto calórico no es importante, debido a las medidas que tomamos para entrar en calor y que propician el sedentarismo, como pasar menos tiempo fuera, abrigarnos más y hacer uso de la calefacción” afirma el nutricionista Rubén Bravo en un articulo de EFE.

Estos alimentos poseen muchas calorías que actúan en perjuicio de nuestra salud e imagen corporal, razón por la cual debemos tener cuidado con lo que se consumimos. Mantente caliente sin engordar con las siguientes recomendaciones:

Consume sopas y caldos: Estos preparados deben estar llenos de vegetales y hortalizas como alcachofas, acelgas, zanahorias, arroz, puerro, calabaza porque además de mantenernos hidratados nos ayudan a sentirnos saciados y con buena temperatura corporal.

-Come Cebolla: La cebolla refuerza las defensas, es un antibiótico natural, por ello es un buen aliado a la hora de prevenir cualquier resfriado. Además de esto “contiene propiedades benéficas debido a los sulfuros que tienen la característica de adelgazar la sangre, reduciendo la cantidad de lípidos en ésta y con ello, se reduce la presión arterial. Los flavonoides presentes en la cebolla, los cuales son compuestos que la planta utiliza para su desarrollo, ayudan a evitar la coagulación de la sangre y el consumo continuo de la cebolla ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares” se afirma en la web Ella Sabe.

-No olvides el ajo y el jengibre: Estos funcionan como antibióticos y antioxidantes. Sirven para evitar los resfriados por las bajas temperaturas.

– Usa comino, tomillo y pimienta: Son condimentos con propiedades antigripales, pero a la vez estimulan la quema de grasa del cuerpo.

– Consume grasas saludables: Come pescados azules y alimentos ricos en omega 3. Las grasas no tan buenas déjalas para una comida al día.

-Come legumbres: Son alimentos que nos sirven para tener energía, esenciales para una alimentación adecuada.

– Proteínas en 20%: Consumir esta cantidad de proteínas al día te hará sentirte satisfecha. Consume: carne, pescado, huevos y lácteos fortalecen el sistema inmunitario.

-Toma infusiones: Estas bebidas hidratan el cuerpo y nos dejan un buen sabor de boca. Relajan y poseen beneficios terapéuticos.

-Come más frutas: En lugar de hacerlas en jugos, consume la fruta entera, con todo y piel, sobre todo aquellas ricas en vitamina C y cítricos te ayudarán a evitar los resfriados.

-Haz deporte: Los ejercicios aeróbicos tienen grandes beneficios para el cuerpo, no pongas excusas como la temperatura, pues puedes abrigarte mejor.

Recuerda que las temporadas frías pasan y luego viene el verano. Para entonces querrás lucir bien en las playas, así que aliméntate adecuadamente.

 

 

Dejar respuesta